Ratha-yātrā - Esta forma humana de vida está hecha para la compresión espiritual


Clase de  Su Divina Gracia
AC Bhaktivedanta Swami Prabhupāda
Festival Ratha- yātrā
San Francisco, 5 julio 1970

Prabhupāda: Mis queridos muchachos y muchachas, y aquellos que han venido aquí, les doy la bienvenida en nombre del Señor Caitanya Mahāprabhu. El Señor Caitanya Mahāprabhu apareció hace quinientos años, e introdujo este movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa. Este Ratha-yātrā es uno de los elementos de este movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa. Jagannātha, simplemente traten de entender a Jagannātha. Jagat quiere decir, el mundo que se me mueve. Gacchati iti jagat, es una palabra sánscrita, gacchati quiere decir que se mueve. Todos estos planetas, este universo, incluso el Sol, todo está moviéndose tal como nosotros estamos moviéndonos... Nosotros somos por supuesto animados. Pero incluso las cosas inanimadas están moviéndose. Sus coches se mueven, sus máquinas se mueven, pero se mueven bajo el control de algún objeto animado. Pero los objetos animados se mueven. Algunos de los objetos animados están paralizados, tal como los árboles, pero en última instancia también se están moviendo en este sentido: que unas especias de vida están transmigrando a otras especies de vida. Por lo tanto, se llama jagat. Jagat quiere decir que se mueve. Y Jagat-nātha, nātha significa el propietario, el amo, propietario. Jagannātha quiere decir, el propietario o el amo de todos estos movimientos. Él es Jagannātha. Y Balabhadra, Balarāma, bala quiere decir fuerza y rāma quiere decir disfrute. Balarāma quiere decir aquel que les da fuerza espiritual para disfrutar una vida eternamente bienaventurada. Él es Balarāma. Y Subhadrā, su quiere decir auspicioso y bhadra quiere decir bienestar. Subhadrā, Jagannātha y Balarāma combinados juntos están presentes ante ustedes para reclamarlos a todos de su miserable condición de vida. Éste es el significado de este festival del Ratha-yātrā. (Cortado) Si alguien ve en el carro a Jagannātha, Subhadrā, y Baladeva, entonces, no vuelve a tomar nacimiento en este mundo material. Ratheja vamanaṁ dṛṣṭa.
                                                          
No tomaré mucho de su tiempo, están cansados. Pero alguna de las cosas importantes que puede informarles es que este movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa no es movimiento de tipo religioso; es una gran cultura. Es una gran cultura para la emancipación espiritual. Traten de entender que estamos en este mundo —no sólo estamos; todo es una combinación de materia y espíritu. Tal como su cuerpo, este cuerpo está formado de materia; pero dentro de este cuerpo, ustedes, el alma espiritual, está enjaulada o corporificada. Por donde quiera que ven, el árbol... Existen tantas especies de vida, cada una de las especies, cada entidad viviente individual es una combinación de espíritu y de materia. Cuando el espíritu sale de este cuerpo, entonces, el cuerpo es materia solamente. Tal como en su Biblia también se dice: “Polvo eres y en polvo te convertirás”. Este polvo es el cuerpo, pero no el alma espiritual. En este mundo material, somos parte y porción de Dios, Jagannātha, y estamos bajo la auspiciosa protección de Subhadrā, y tenemos, quiero decir, implícitamente la fuerza espiritual. En la literatura védica encontrarán, nāyam ātmā bala-hīnena labhyo. Bala, bala quiere decir, este Balarāma, la fuerza espiritual. La compresión espiritual se puede alcanzar por la gracia del Señor Balarāma.
                        
Esta forma humana de vida está hecha para la compresión espiritual. Por favor, traten de entender que esta forma humana de vida es una oportunidad para salir de este enredo material. En ninguna otra forma de vida más que en la humana —en la vida animal, vida de árbol, vida de bestia, vida de ave, vida de los acuáticos— hay tantas, 8.400.000 especies de vida. De entre éstas, esta forma humana de vida es una bendición de donde podemos salir de este enredo material y, estando libres de este enredo material, el reino de Dios. Yad gatvā na nivartante [Bg. 15.6]. Y si van allí, entonces, no tienen que regresar a este mundo material, que es llamado duḥkhālayam aśāśvatam [Bg. 15.6]. Es un lugar tanto de lleno de miserias como temporal. Incluso si aceptan este lugar, este lugar miserable, no les será permitido vivir aquí por mucho tiempo. Tendrán que abandonar esta etapa. Por lo tanto, es llamado, aśāśvatam. Ésta es nuestra posición. En el Bhagavad-gītā, la Suprema Personalidad de Dios Mismo dice que esto es duḥkhālayam aśāśvatam. Por ello en la forma humana de vida debemos esforzarnos para salir de esto.

En este país especialmente y en todos los otros países también, las generaciones más jóvenes no están satisfechas. En su país, dicen que la comunidad frustrada, la comunidad confusa, son los hippies. Pero yo siento toda la simpatía por esta comunidad frustrada, de todas partes. Deben estar frustrados. En el Vedānta-sūtra se dice: athāto brahma jijñāsā. En esta forma humana de vida, se debe sentir frustración. Si no se siente frustración, entonces, es vida animal. El síntoma de la vida humana es que se debe ser muy pesimista, no optimista, con respecto a este mundo material. Entonces se abre el camino de la liberación. Y si pensamos que estoy muy feliz aquí, eso es llamado ilusión, māyā. Nadie es realmente feliz aquí. Pero si alguien equivocadamente piensa que es feliz, eso es llamado māyā, ilusión.

Mi petición para todos ustedes, para aquellos que se sienten frustrados, confusos, esto es una buena cualificación. Una buena cualificación en el sentido: aquellos que se sienten frustrados y confusos, están hastiados de esta forma materialista de vida. Esto es una buena cualificación para el avance espiritual. Pero si no son guiados apropiadamente, entonces habrá otra frustración. Eso será otra frustración. Para salvarles de esta frustración, este movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa ha venido a su país, el movimiento del Señor Caitanya. Un gran devoto, Narottama dāsa Ṭhākura, canta, patita-pāvana-hetu tava avatāra: “Mi querido Señor, Tu encarnación es para reclamar toda clase de almas caídas”. Mo sama patita prabhu nā paibe āra”. Pero yo soy el más caído. Por lo tanto, mi petición debe ser primero. Porque Tú Mismo has venido a reclamar todas las almas caídas. Yo soy el más caído, por lo tanto, ocúpate de mí, en primer lugar”.

Realmente ¿quién es un alma caída? Alma caída quiere decir cualquiera que ha nacido en este mundo material. Es un alma caída, sin importar quien sea. Puede ser Brahmā o puede ser una hormiga insignificante. Cualquiera que está en este mundo material. Porque nuestra posición constitucional es la de ser alma espiritual. Espíritu quiere decir ānandamayo 'bhyāsāt [Vedānta-sūtra 1.1.12], gozoso por naturaleza. Eso es espíritu. Debido a que hemos sido puestos en una condición incómoda en esta existencia material, estamos por lo tanto... Aunque por constitución somos gozosos, no encontramos ninguna felicidad. Traten de entender este punto. En este mundo material, debido a que hemos sido enjaulados dentro de este cuerpo, aunque hacemos todo tipo de esfuerzos para ser felices, por estar enjaulados en este cuerpo material, no somos gozosos.

En todas las literaturas védicas, en todos los Vedas, hay cuatro Vedas originalmente —Sāma, Yajur, Ṛg, Atharva— y de estos cuatro Vedas, cuatro Vedas, hay tantos Upaniṣads, ciento ocho Upaniṣads. Y la crema de los Upaniṣads es el Vedānta-sūtra. Y el Vedānta-sūtra es explicado muy claramente por el Śrīmad-Bhāgavatam. Esta literatura védica está dándonos las ayudas y las claves para salir de esta condición miserable de vida. Este movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa es la esencia o la crema de todas estas literaturas védicas. En el Bhagavad-gītā encontrarán: vedaiś ca sarvair aham eva vedyam [Bg. 15.15]. Mediante el estudio de toda esta literatura védica, tienen que encontrar a Kṛṣṇa. Y Kṛṣṇa es tan bondadoso, más bien la encarnación de Kṛṣṇa, el Señor Caitanya, es tan bondadoso, que está dándoles a Kṛṣṇa en la forma de Su nombre. Nāma rūpe kṛṣṇa avatāra. En este movimiento de Kṛṣṇa, Hare Kṛṣṇa, prácticamente pueden ver también que Kṛṣṇa, este nombre Kṛṣṇa y la original Suprema Personalidad de Kṛṣṇa, no son diferentes. Si simplemente cantan este mantra Hare Kṛṣṇa, entonces, están relacionándose constantemente con Kṛṣṇa. Esto es un hecho.

Mi petición a todos ustedes, a quienes se sienten frustrados o confusos, es que, por favor, acepten este canto del maha-mantra Hare Kṛṣṇa, Hare Kṛṣṇa, Kṛṣṇa Kṛṣṇa, Hare Hare/ Hare Rāma, Hare Rāma, Rāma Rāma, Hare Hare. Cuando estaba viniendo, estaba esperando allí para ver la procesión, tantos muchachos y muchachas están ahora en nuestro grupo consciente de Kṛṣṇa, son personas exteriores, pero también cantan este mantra Hare Kṛṣṇa con mucho sentimiento. Me sentí muy satisfecho. Por lo tanto, mi petición es, yo he venido especialmente a ustedes. No me sentía bien para venir aquí. Pero porque he venido a San Francisco debo darles el mensaje. Es un mensaje muy importante. Aquellos de ustedes que se sientan frustrados y confusos, les ruego que acepten este canto del mantra Hare Kṛṣṇa, eso es todo. Ustedes... No hay ningún gasto, no hay ninguna pérdida. No cobramos nada. No es un negocio por el que estamos pidiendo que paguen algo porque estoy dando esta información. No. Se distribuye gratuitamente. Por favor, canten este mantra Hare Kṛṣṇa, veinticuatro horas. Puede trabajar, puede pasear y al mismo tiempo cantar este mantra Hare Kṛṣṇa.

Este festival del Ratha-yātrā es un movimiento de masas para iluminar a la gente sobre este movimiento de conciencia de Kṛṣṇa. Tenemos muchas otras festividades en este movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa. Tenemos Janmāṣṭamī, Śrī Rāma-navamī, Dola-yātrā, Jhulana-yātrā. Hay doce meses,  pero tenemos veinticuatro festivales tan grandes como este festival del Ratha-yātrā. Si los toman, entonces tal como aconsejó el Señor Caitanya, kīrtanīyaḥ sadā hariḥ [Cc. Adi 17.31], siempre estarán en conciencia de Kṛṣṇa y no habrá margen para la frustración y la confusión. Por este propósito, especialmente, he venido a esta reunión, para que bondadosamente acepten esta humilde instrucción, que donde quiera que puedan estar, en cualquier situación, en cualquier condición, por favor, canten estos dieciséis nombres, (todo el mundo canta), Hare Kṛṣṇa, Hare Kṛṣṇa, Kṛṣṇa Kṛṣṇa, Hare Hare/ Hare Rāma, Hare Rāma, Rāma Rāma, Hare Hare.
Canten de nuevo, Hare Kṛṣṇa, Hare Kṛṣṇa, Kṛṣṇa Kṛṣṇa, Hare Hare/ Hare Rāma, Hare Rāma, Rāma Rāma, Hare Hare. De nuevo, Hare Kṛṣṇa, Hare Kṛṣṇa, Kṛṣṇa Kṛṣṇa, Hare Hare/ Hare Rāma, Hare Rāma, Rāma Rāma, Hare Hare. Muchas gracias. (Fin)

Traducción: Nārāyaṇī devī dāsī – España