Bg. 3.8-11 - Sacrificios para el Señor Supremo

Clase de Su Divina Gracia
A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupāda
Sacrificios para el Señor Supremo
Bhagavad-gita 3.8-11
Seattle, 22 octubre 1968
[No original en Vanipedia]

Prabhupāda: Entonces, estábamos discutiendo que todos deben trabajar.

niyataṁ kuru karma tvaṁ
karma jyāyo hy akarmaṇaḥ
śarīra-yātrāpi ca te
na prasiddhyed akarmaṇaḥ

yajñārthāt karmaṇo 'nyatra
loko 'yaṁ karma-bandhanaḥ
tad-arthaṁ karma kaunteya
mukta-saṅgaḥ samācara

Ahora, esta es la fórmula de la realización espiritual, no debemos abandonar nuestras capacidades de trabajo, los deberes prescritos con los cuales estamos comprometidos. Esto no debe ser detenido. Si detenemos el trabajo y la realización espiritual, por la realización espiritual, dejamos este mundo y vamos a la selva o al Himalaya y nos sentamos a meditar, oh, ¿cuánta gente estará lista para hacer esto? No. Esto no es para todos. El Señor Kṛṣṇa, en cambio, está recomendando algo práctico que puede ser adoptado por todos y cada uno, sin distinción. Este punto ya lo hemos discutido en la reunión del último día, no importa lo que usted sea, se puede alcanzar la más alta perfección de la vida siempre que se trabaje bajo la regulación de yajña. Yajñārthāt karmaṇaḥ. No hay trabajo perjudicial, pero debe ser hecho para el Señor Supremo, Yajña. Yajña significa Viṣṇu. Porque de acuerdo a las leyes de la naturaleza, cualquier trabajo que hagamos tiene algún tipo de reacción y estamos atados por esas reacciones. Los Vedas también dicen, karmaṇā baddhyate jantuḥ. Karmaṇā baddhyate jantuḥ, “todas las entidades vivientes están atadas a este encarcelamiento material a causa de sus diferentes tipos de karma, o al trabajo”. Pero este es el punto, que no permanecerán atados por la reacción de su karma si actúan en nombre de Yajña o Viṣṇu o el Señor Supremo. Esa es la instrucción. Yajñārthāt karmaṇaḥ anyatra [Bg. 3.9]. Anyatra. Si no trabajan para ese propósito supremo, entonces permanecerán atados y este encarcelamiento del cuerpo seguirá. El encarcelamiento de cuerpo continuará si trabajan bajo su propia responsabilidad y no para el propósito supremo o el Supremo Señor Yajña, o Viṣṇu. Ese es el secreto. Yajña significa yajña vai viṣṇu iti śrute. Śrute. Śrute significa las Escrituras Védicas, los himnos Védicos. Ellos lo demuestran. Yajña significa Viṣṇu. Viṣṇus tu sārthaṁ karma samācara. Por lo tanto debemos trabajar para la satisfacción de Viṣṇu. Eso se denomina yajña.

saha-yajñāḥ prajāḥ sṛṣṭvā
purovāca prajāpatiḥ
anena prasaviṣyadhvam
eṣa vo 'stv iṣṭa-kāma-dhuk

La prueba de este sacrificio, yajña, es mencionada en las Escrituras Védicas. Luego de la creación fue anunciado que “Si quieren ser felices, deben realizar sacrificios”. Sacrificios.

La literatura Védica fue creada para la guía de las almas condicionadas. Todo ser viviente que está en este mundo material está condicionado por las leyes de la naturaleza material. Y esta es la oportunidad. Esta creación y en especial este cuerpo humano, es la oportunidad de deshacerse del enredo material. Y la oportunidad permanece viva al actuar para la satisfacción de Viṣṇu. Saha-yajñāḥ prajāḥ sṛṣṭvā. Prajāḥ. Prajāḥ significa las entidades vivientes. Después de haber sido creadas, se les aconsejó que “realicen yajña, o sacrificio por la satisfacción de Viṣṇu”. Eso será...”. Anena, “por esto”, prasaviṣyadhvam “incrementas tu iluminación”. Prasaviṣyadhvam. “Y todo lo que usted quiera, será satisfecho por este yajña”. Devān... Yajña, ese sacrificio.

devān bhāvayatānena
te devā bhāvayantu vaḥ
parasparaṁ bhāvayantaḥ
śreyaḥ param avāpsyatha

Ahora, yajña es prácticamente, de acuerdo a los rituales védicos, yajña, es sacrificio que se ofrece a los diferentes devas, semidioses. Hay cientos y miles de semidioses que se mencionan en las Escrituras Védicas. Y la totalidad se llama upāsanā-kāṇḍa. Upāsanā-kāṇḍa significa adorar a diferentes semidioses. Pero, ¿qué son estos semidioses? Los semidioses son como diferentes partes del cuerpo del Señor Supremo. Son, por así decirlo, igual que el gobierno del rey. Hay un rey, pero hay muchos funcionarios estatales.

Solo imaginen que para administrar una ciudad como Nueva York se necesitan muchos departamentos. Tan pronto como llegamos a las dependencias nos encontramos con muchos departamentos, criminal, civil y tantos otros. Así que para la gestión de los asuntos universales también hay diferentes departamentos, de acuerdo a la información que podemos obtener de la literatura Védica. Y en cada departamento hay un director en particular. Brahmā es considerado como el director supremo de este universo. Así que este yajña, sacrificio, a través de los rituales védicos, es indicado para pagar diferentes impuestos a los diferentes semidioses. Pero el Señor Supremo está por encima de todos. Por lo tanto, si se realizan sacrificios para el Señor Supremo, se permanece inmune a las demás obligaciones. Eso también se menciona.

devarṣi-bhūtāpta-nṛṇāṁ pitṟṇāṁ
na kiṅkaro nāyam ṛṇī ca rājan
sarvātmanā yaḥ śaraṇaṁ śaraṇyaṁ
gato mukundaṁ parihṛtya kartam
[SB 11.5.41]

Así, tan pronto que una entidad viviente nace en este mundo material, tiene muchas obligaciones. (Incompleto) (Fin)

Traducción: Pablo Pugni

<<< anterior        siguiente >>>